Eficacia de las vitaminas en la salud


Es conocido que el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF) hace recomendaciones basadas en la evidencia al pueblo estadounidense sobre una amplia variedad de comportamientos de salud, desde la aspirina para la prevención primaria hasta la detección del cáncer de pulmón.


El USPSTF encargó a un grupo de investigadores que actualizaran los datos sobre la suplementación con vitaminas con dos resultados importantes en mente: cáncer y muerte cardiovascular. ¿Por qué vitaminas? Porque los datos observacionales son claros y convincentes, las personas con deficiencias vitamínicas tienen mayor riesgo de cáncer y morbimortalidad cardiovascular.


Con el objetivo de actualizar su recomendación de 2014, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF),¹ encargó una revisión de la evidencia sobre la eficacia de la suplementación con nutrientes individuales, pares de nutrientes funcionalmente relacionados o multivitaminas para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer y mortalidad en la población adulta general, así como los daños de la suplementación.


Según los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, el 52% de los adultos estadounidenses encuestados informaron haber usado al menos 1 suplemento dietético en los 30 días anteriores y el 31% informó haber usado un suplemento multivitamínico-mineral. La razón más comúnmente citada para usar suplementos es para la salud y el bienestar general y para llenar los vacíos de nutrientes en la dieta.


Las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son las 2 principales causas de muerte y combinadas representan aproximadamente la mitad de todas las muertes en los Estados Unidos anualmente. Se ha demostrado que la inflamación y el estrés oxidativo tienen un papel tanto en las enfermedades cardiovasculares como en el cáncer, y los suplementos dietéticos pueden tener efectos antiinflamatorios y antioxidantes.


Investigadores de Kaiser-Permanente realizaron un exhaustivo metanálisis y hasta la fecha analizaron los números de prácticamente todos los ensayos aleatorios de suplementos vitamínicos en adultos.


Personas con niveles bajos de ciertas vitaminas, que no están en el rango de deficiencia, tienen un mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Es lógico pensar que, si los niveles más bajos se asocian con malos resultados, y los suplementos evitan que tenga niveles más bajos de vitaminas, entonces los suplementos podrían mejorar esos resultados.


Los investigadores identificaron 87 ensayos controlados aleatorios de adultos en los que se estaba evaluando al menos una vitamina o un multivitamínico. Estos fueron estudios de población general, no estudios de personas con deficiencias vitamínicas conocidas. Los resultados no deben generalizarse necesariamente a aquellos con deficiencias conocidas o estados de enfermedad que promueven la deficiencia.


De todos los múltiples vínculos potenciales entre las vitaminas y los resultados, solo uno, el vínculo entre el uso de multivitaminas y el cáncer, mostró alguna señal de beneficio. Hubo nueve ensayos aleatorios que evaluaron "multivitaminas" que, cuando se combinaron, muestran este efecto, pero los tipos específicos de multivitaminas fueron diversos.


Los investigadores encontraron apenas una reducción relativa del 7% en la incidencia de cáncer. Los riesgos relativos realmente tienden a exagerar el tamaño del efecto. En términos absolutos, los multivitamínicos redujeron la incidencia de cáncer en alrededor de un 0,2%. Eso significa que necesitaría tratar a 500 personas con un multivitamínico para evitar un caso de cáncer.


Y aunque estos estudios no inscribieron específicamente a pacientes con deficiencias vitamínicas, algunos de los inscritos podrían haberlas tenido por lo que se podría estar observando un pequeño efecto poblacional basado en el beneficio acumulado para un pequeño número de personas que eran realmente deficientes en vitaminas. Ese es realmente el mejor hallazgo de todo el estudio.


Ningún análisis de vitaminas individuales (betacaroteno, vitamina A, vitamina E, vitamina D (con 32 ensayos aleatorios) y suplementos de calcio) mostró un beneficio significativo en términos de enfermedad cardiovascular o cáncer.


El USPSTF concluye con certeza moderada que los daños de la suplementación con betacaroteno superan los beneficios para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer. También concluye con certeza moderada que no hay un beneficio neto de la suplementación con vitamina E para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer. Concluye que la evidencia es insuficiente para determinar el equilibrio de los efectos beneficiosos y perjudiciales de la suplementación con multivitaminas para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer. Faltan pruebas y no se puede determinar el equilibrio entre los efectos beneficiosos y perjudiciales. Concluye también que la evidencia es insuficiente para determinar el equilibrio de los efectos beneficiosos y perjudiciales de la suplementación con nutrientes únicos o pareados (distintos del betacaroteno y la vitamina E) para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer.¹


El USPSTF recomienda no usar suplementos de betacaroteno o vitamina E para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer. (Recomendación D) Concluye que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el equilibrio de los efectos beneficiosos y perjudiciales del uso de suplementos multivitamínicos para la prevención de enfermedades cardiovasculares o cáncer. (I declaración) y que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el equilibrio de los efectos beneficiosos y perjudiciales del uso de suplementos de nutrientes únicos o pareados (distintos del betacaroteno y la vitamina E) para la prevención de las enfermedades cardiovasculares o el cáncer. (I declaración).¹


Los autores también analizaron los eventos adversos en todos estos ensayos de vitaminas, aunque para evaluar los daños también incluyeron estudios observacionales.


Los hallazgos para el análisis de daños incluyeron evidencia de que el uso de vitamina A podría aumentar el riesgo de fractura de cadera, que el uso de vitamina E podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico y que el uso de vitamina C o calcio podría aumentar el riesgo de cálculos renales.


Referencia


  1. Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos. Suplementos vitamínicos, minerales y multivitamínicos para prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer. JAMA. 2022;327(23):2326-2333. doi:10.1001/jama.2022.8970




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo