Ecografía en medicina estética

Actualizado: 1 sept


El interés en la ecografía Doppler facial ha crecido en la medicina estética, en particular para los rellenos inyectables. Durante el Simposio de Primavera de la European Academy of Dermatology and Venereology (EADV) 2022, se destacó que un mapeo vascular del área a tratar puede revelar las variaciones vasculares individuales y, por consiguiente, evitar posibles eventos adversos devastadores. La ecografía es un examen dinámico en tiempo real que puede brindar al médico una visión tridimensional de la anatomía subcutánea, lo que presenta una oportunidad para apuntar a un plano de inyección específico.¹’²


Existe un creciente aumento de la ecografía en consultorio, especialmente por la aparición de una serie de dispositivos portátiles de alta frecuencia y bajo precio que han estado disponibles durante los últimos años, sin embargo, la mayoría de los profesionales en medicina estética no están familiarizados con su uso.


Los dispositivos de ecografía producen una imagen compuesta de varios tonos de gris en tres planos estándar que proyectan imágenes diferentes, denominados transversal, sagital y coronal. El reflejo ausente de las ondas sonoras se representa como negro (anecoico) y el reflejo completo como blanco (hiperecoico). En el medio hay varios tonos de gris (hipoecoico). En algunos casos una estructura tiene la misma ecogenicidad que las estructuras circundantes (isoecoicas), pero puede reconocerse como una entidad separada debido a la distorsión de la arquitectura del tejido o de su estructura interna.


Las estructuras vasculares se reconocen más fácilmente en el modo Doppler. Con esta modalidad el flujo de sangre se da en rojo (hacia la sonda) o azul (alejándose de la sonda). Se debe tener cuidado durante el examen para no impedir el flujo de sangre presionando demasiado la piel con la sonda, esto dificultará el flujo venoso en particular, para evitarlo se recomienda el uso de gel de ecografía.


A nivel facial se distingue la dermis como una pequeña banda hipoecoica. El área subdérmica contiene diferentes estructuras, ya sea grasa (masa hipoecoica), vasos sanguíneos (anecoicos redondos u ovalados) o tejido fibroso (rayas cortas hiperecoicas). Los músculos contienen una gran cantidad de agua (sangre) y por lo tanto son estructuras hipoecoicas. Los músculos más grandes están intercalados con pequeñas láminas de tendones. El hueso y la fascia son estructuras hiperecogénicas densas. Los nervios son demasiado pequeños para visualizarlos con los dispositivos comúnmente disponibles.³’⁴


Todos los transductores o sondas de la ecografía tienen una marca en un lado que debe apuntar hacia el oído derecho del paciente en la orientación craneal.


El lado derecho del paciente se corresponde entonces con el lado derecho de la imagen en la pantalla. En la orientación sagital la marca debe apuntar al cráneo, que luego muestra la parte superior de la cara en el lado izquierdo de la pantalla. Las desviaciones de estas direcciones no estándar reciben el nombre del plano estándar más cercano, por ejemplo, semisagital o semicoronal. El manejo del transductor ofrece tres grados de libertad: inclinación, rotación y desplazamiento.⁴

Los expertos indican que implementar el uso de la ecografía previo y durante los procedimientos estéticos puede ayudar a revelar asimetrías, distancia entre la aguja o la cánula con el hueso, inserciones y movimientos musculares, grosor del tejido graso y posibilidad de localizar y evaluar rellenos, los cuales se presentan como masas hipoecogénicas (ácido hialurónico) o hiperecogénicas (hidroxiapatitia de calcio), además de visualizar complicaciones como inflamación, migración del producto, formación de abscesos, adenitis, patología granulomatosa, tratamientos previos, como los hilos tensores y la identificación de eventos adversos vasculares, entre otros.


Cuando se trabaja con relleno de ácido hialurónico las inyecciones con hialuronidasa guiadas por ecografía pueden enfocar con precisión el problema y removerlo de manera efectiva.⁵’⁶


Es mejor prevenir las complicaciones que tratarlas, en especial en lo referente a eventos adversos vasculares que pueden conducir a la necrosis de la piel y en el peor de los casos, a la ceguera. Es probable que en los próximos años la ultrasonografía, en especial la ultrasonografía Doppler, se convertirá en un equipo estándar en los consultorios de medicina estética.


Referencias


  1. Young SR, Bolton PA, Downie J. Use of high-frequency ultrasound in the assessment of injectable dermal fillers. Skin Res Technol. Ago 2008;14(3):320-3. doi: 10.1111/j.1600-0846.2008.00297.x. PMID: 19159378. Fuente

  2. Schelke LW, Van Den Elzen HJ, Erkamp PP, Neumann HA. Use of ultrasound to provide overall information on facial fillers and surrounding tissue. Dermatol Surg. Nov 2010;36(Suppl 3):1843-51. doi: 10.1111/j.1524-4725.2010.01740.x. PMID: 20969661. Fuente

  3. Wortsman X, Wortsman J, Orlandi C, Cardenas, y cols . Ultrasound detection and identification of cosmetic fillers in the skin. J Eur Acad Dermatol Venereol. Mar 2012;26(3):292-301. doi: 10.1111/j.1468-3083.2011.04047.x. PMID: 21418333. Fuente

  4. Velthuis PJ, Jansen O, Schelke LW, Moon HJ, y cols. A Guide to Doppler Ultrasound Analysis of the Face in Cosmetic Medicine. Part 1: Standard Positions. Aesthet Surg J. 15 Oct 2021;41(11):NP1621-NP1632. doi: 10.1093/asj/sjaa410. PMID: 33954581. PMID: 33954581. Fuente

  5. Schelke LW, Velthuis P, Kadouch J, Swift A. Early ultrasound for diagnosis and treatment of vascular adverse events with hyaluronic acid fillers. J Am Acad Dermatol. 17 Jul 2019. doi: 10.1016/j.jaad.2019.07.032. PMID: 31325548. Fuente

  6. Velthuis PJ, Jansen O, Schelke LW, Moon HJ, y cols. A Guide to Doppler Ultrasound Analysis of the Face in Cosmetic Medicine. Part 2: Vascular Mapping. Aesthet Surg J. 15 Oct 2021;41(11):NP1633-NP1644. doi: 10.1093/asj/sjaa411. PMID: 33954749. Fuente


104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo