Disfunción sexual en mujeres con diabetes


En las mujeres con diabetes, los tópicos sobre salud sexual se refieren principalmente a anticoncepción, el embarazo, a los trastornos menstruales, las infecciones genitales y la terapia de reemplazo hormonal. Los profesionales de la salud se concentran en este tipo de problemas y realmente no están considerando que podría haber una disfunción sexual. Si las mujeres no son conscientes de que esta disfunción sexual puede estar relacionada con la diabetes, el problema pasa desapercibido.


Entre los pacientes con diabetes, las mujeres tienen la misma probabilidad que los hombres de sufrir disfunción sexual, pero sus problemas se pasan por alto y la narrativa se centra en el impacto de este problema en los hombres,¹


Las mujeres con diabetes pueden experimentar un deseo sexual reducido, dolor en las relaciones sexuales, lubricación reducida y angustia sexual, lo que aumenta el riesgo de depresión, estos problemas a menudo pasan desapercibidos a pesar de que hay tratamientos disponibles. También existe el "factor de vergüenza" tanto del lado del profesional de la salud como del paciente. Muchas mujeres con diabetes no necesariamente saben que su disfunción sexual está relacionada con su diabetes.


Varios expertos que participaron en la Diabetes UK Professional Conference 2022 (DUKPC), señalaron que la actividad íntima es claramente beneficiosa para la salud emocional y física, ya que está asociada con una mayor liberación de oxitocina, la quema de calorías, una mejor inmunidad y mejoras en el sueño.¹


Señalaron que la disfunción sexual es frecuente en las personas con diabetes, un control glucémico deficiente puede "dañar" los vasos sanguíneos y los nervios, y con ello provocar una reducción del flujo sanguíneo y pérdida de sensibilidad en los órganos sexuales.


Un estudio reciente, dirigido por investigadores belgas, encontró que entre más de 750 adultos con diabetes, 36% de los hombres y 33% de las mujeres reportaron disfunción sexual.²


Según los expertos, la disfunción sexual fue más frecuente en mujeres con diabetes de tipo 1, en un 36%, en comparación con 26% para aquellas con diabetes de tipo 2. Los problemas más comúnmente informados fueron disminución del deseo sexual, problemas de lubricación, disfunción orgásmica y dolor. Los problemas de imagen corporal y el miedo a la hipoglucemia también afectan la sexualidad y la intimidad, lo que lleva a la "angustia sexual".


Indicaron también que la disfunción sexual femenina se ha identificado como uno de los "principales predictores" de depresión, que a su vez reduce la libido.


Los tratamientos para las mujeres pueden incluir lubricantes, estrógeno local y medicamentos que se prescriben sin receta, como sildenafil. Lo mismo ocurre con la terapia de testosterona, que se puede utilizar para aumentar la libido.

Indicaron también que el problema debe ser abordado en un contexto biopsicosocial, con énfasis en la pareja, en la sensación, la comunicación y el crecimiento sexual, así como los cambios en las rutinas diarias.


Los expertos concluyeron que es fundamental hablar con las mujeres con diabetes sobre las posibles disfunciones sexuales y se debe preparar el escenario antes de la cita para explicarles que se abordará el tema. Además, debe estar disponible información completa para las pacientes en todos los servicios de salud para que puedan leer sobre la salud sexual femenina y así reducir el estigma en torno a hablar de ello.


Referencias


  1. Cooke D, Winkley K. Sexual healing in the diabetes clinic.Diabetes UK Professional Conference 2022. Presentado el 28 de marzo de 2022. Fuente

  2. Van Cauwenberghe J, Enzlin P, Nefs G, Ruige J, y cols. Prevalence of and risk factors for sexual dysfunctions in adults with type 1 or type 2 diabetes: Results from Diabetes MILES - Flanders. Diabet Med. Ene 2022;39(1):e14676. doi: 10.1111/dme.14676. PMID: 34432909. Fuente


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo