Día mundial de la Hipertensión arterial

Actualizado: jul 2

Con la finalidad de promover la concienciación y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial, principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión.

Es por esto que la OMS propone cada año, diferentes temas para la campaña, este año se llama “Conoce tus números”, de esta manera lograr sensibilizar sobre la importancia de esta patología.

Es importante tener en cuenta que esta celebración no solo nos ayuda a concientizar sobre patologías tan frecuentes como lo es la Hipertensión arterial, sino también que son oportunidades que ayudan a los servidores de la salud a promover nuevas herramientas que puedan ser usadas en atención primaria de salud, para mejorar el control de la presión arterial.

La hipertensión arterial (HTA) es un factor de riesgo cardiovascular (FRCV) reconocido, responsable de una morbimortalidad cardiovascular elevada. Para lograr una mejor prevención, diagnóstico, tratamiento y control de la HTA, se han desarrollado desde hace años campañas de divulgación ciudadana, se han realizado numerosos programas de formación científica y se han publicado con regularidad guías o normas de actuación internacionales para actualizar y regular las metodologías diagnósticas y terapéuticas.

En Latinoamérica y el Caribe, la hipertensión afecta a entre el 20% y el 40% de los adultos, lo que representa alrededor de unos 250 millones de personas. La presión arterial elevada es el principal factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares como isquémicas del corazón y cerebrovasculares. Cada año, alrededor de 1.6 millones de personas mueren por estas enfermedades en la región, de ellos, medio millón antes de cumplir los 70 años. (PAHO)

Hay que tener en cuenta que la hipertensión está directamente relacionada con otros factores de riesgo cardiovasculares: como el tabaquismo, la obesidad, hipertrigliceridemia, diabetes, consumo de alcohol, etc.

Una dieta poco saludable está relacionada con cerca de la mitad de casos de hipertensión, alrededor del 30% relacionada con el aumento del consumo de sal y alrededor del 20% en relación con niveles bajos de potasio en la dieta (insuficiente de frutas y verduras). La inactividad física está relacionada con aproximadamente el 20% de la hipertensión y la obesidad está relacionada con aproximadamente el 30% de la hipertensión. El exceso de consumo de alcohol y la grasa también provoca hipertensión. Ser libre de tabaco es especialmente importante para las personas con hipertensión.

Considerando estos factores de riesgo, es importante trabajar en cambios en los estilos de vida de la población para poder reducir la hipertensión. Las Naciones Unidas tiene como objetivo para el 2025, reducir esta al 25%, además de reducir el sodio en la dieta en un 30%.

La hipertensión no produce síntomas, pero puede ser causa de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Cuanto mayor sea la tensión arterial, mayor será el riesgo.

Algunas personas padecen de esta enfermedad por ser un rasgo de su familia, sin embargo existen otros factores que producen hipertensión como trastornos renales, ciertos medicamentos, las píldoras anticonceptivas y en especial el sobrepeso, la falta de actividad física, el exceso de sal y el consumo exagerado de bebidas alcohólicas y tabaco.

9 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana