Actualización de guías de tratamiento de la COVID-19


El Dr. Rajesh T. Gandhi, director de HIV Clinical Services and Education del Massachusetts General Hospital de Boston, Estados Unidos, copresidente de grupo de expertos que actualizan las guías de la Infectious Diseases Society of America (IDSA) sobre el tratamiento y la atención a la COVID-19, indicó que lo que era apropiado hace 6 meses ahora ha cambiado, las opciones terapéuticas disponibles cambian con mucha rapidez. Aunque todavía no hay un "fármaco infalible" para tratar la COVID-19, la IDSA sigue examinando los tratamientos disponibles y potenciales conforme aparecen datos nuevos.


Por ejemplo, el uso combinado de los anticuerpos monoclonales bamlanivimab y etesevimab para tratar a los pacientes ambulatorios con enfermedad leve a moderada y riesgo de progresar a COVID-19 grave es una recomendación nueva incluida en las guías de la IDSA, publicadas en marzo pasado. La sociedad científica también actualizó sus recomendaciones sobre el uso de tocilizumab, indicó que tenía menos datos sobre la monoterapia con bamlanivimab y desaconsejó el uso de ivermectina fuera de los estudios clínicos.


El grupo de expertos intenta ayudar a los médicos y a los pacientes a descifrar la abundante investigación sobre la COVID-19 que se publica continuamente. "Seguimos recibiendo una avalancha abrumadora de estudios sobre la COVID-19 con una calidad desigual de la evidencia. Sigue divulgándose información errónea sobre los tratamientos de la COVID-19 que influyen en los pacientes, en las normas y en los profesionales sanitarios”.


Nueva combinación recomendada


La recomendación de bamlanivimab y etesevimab para algunos pacientes ambulatorios procede de un estudio clínico con más de 1.000 participantes. Este estudio reveló una tasa significativamente más baja de ingreso hospitalario y de muerte en las personas tratadas con esta combinación de anticuerpos monoclonales.


En febrero pasado la FDA concedió una autorización de uso de emergencia para la combinación de bamlanivimab y etesevimab. Este organismo concedió también una autorización de uso de emergencia para la monoterapia con bamlanivimab y para la combinación de casirivimab e imdevimab en noviembre para tratar a los pacientes ambulatorios con COVID-19 leve a moderada.


El grupo de expertos de la IDSA analizó los datos de estas dos terapias autorizadas, pero destacó que los datos procedían de estudios pequeños. Es probable que el bamlanivimab en monoterapia o la combinación de casirivimab e imdevimab tengan un efecto clínico favorable parecido, pero los datos son escasos, indicaron.


Anticuerpos monoclonales y variantes del virus


La efectividad de los anticuerpos monoclonales puede ser desigual de manera similar a la disparidad en los datos de efectividad de las vacunas de la COVID-19 contra las variantes de este virus.

Los datos indican que la variante B.1.1.7 identificada por primera vez en Reino Unido puede ser vulnerable al tratamiento con anticuerpo monoclonal. Por el contrario, estos fármacos pueden ser menos efectivos contra las variantes identificadas recientemente en Sudáfrica, California y Nueva York, al menos en experimentos de laboratorio. Los responsables de salud pública de Estados Unidos siguen rastreando los datos sobre variantes locales y la IDSA "modificará las recomendaciones cuando recibamos má