top of page

4 a 5 minutos de actividad física vigorosa al día puede reducir riesgo de cáncer

Actualizado: 30 sept 2023


Investigadores de la Universidad de Sydney, Australia, en un estudio publicado en JAMA Oncology,¹ señalan que las personas que hacen de 4 a 5 minutos de actividad física vigorosa al día pueden reducir su riesgo de cáncer hasta en un 32%.


La actividad física vigorosa (AVP) es una forma eficiente en el tiempo de lograr la actividad física recomendada (AF) para la prevención del cáncer, aunque los episodios estructurados más largos de AVP (a través del ejercicio tradicional) son poco atractivos o inaccesibles para muchas personas.


El objetivo del estudio fue evaluar la asociación dosis-respuesta de la actividad física diaria vigorosa intermitente del estilo de vida (VILPA) medida por el dispositivo, con el cáncer incidente, y estimar la dosis mínima requerida para una reducción del riesgo del 50% de la reducción máxima.


Los científicos pertenecientes al Centro Charles Perkins de la Universidad de Sydney, estudiaron datos de dispositivos de acondicionamiento físico portátiles usados por más de 22,000 "no deportistas", luego examinaron sus registros de salud durante 6 o 7 años. Encontraron que las personas que hicieron de 4 a 5 minutos de "actividad física vigorosa intermitente de estilo de vida" (VILPA) tenían un riesgo de cáncer "sustancialmente" menor que las personas que no hicieron VILPA.


Ejemplos de VILPA son tareas domésticas vigorosas, llevar bolsas de compras pesadas alrededor de la tienda de comestibles, ráfagas de caminar y jugar juegos de alta energía con los niños. Las actividades podrían ocurrir en ráfagas de 1 minuto, en lugar de todas a la vez.


El estudio fue un análisis de cohorte prospectivo de 22 398 adultos autoinformados sin ejercicio, de la submuestra de acelerometría del Biobanco del Reino Unido. Los participantes fueron seguidos hasta el 30 de octubre de 2021 (mortalidad y hospitalizaciones) o el 30 de junio de 2021 (registros de cáncer).


Realizarton exposiciones diarias VILPA de hasta 1 y hasta 2 minutos, evaluadas por acelerómetros usados en la muñeca dominante de los participantes.


Se midió la incidencia de cáncer total y cáncer relacionado con la actividad física (un resultado compuesto de 13 sitios de cáncer asociados con niveles bajos de actividad física). Los cocientes de riesgos instantáneos y los IC del 95% se calcularon mediante splines cúbicos ajustados por edad, sexo, nivel educativo, tabaquismo, consumo de alcohol, duración del sueño, consumo de frutas y verduras, antecedentes de cáncer de los padres, actividad física de intensidad leve y moderada y AVP de episodios de más de 1 o 2 minuto(s), según correspondiera.


La muestra del estudio comprendió 22 398 participantes (edad media [DE], 62,0 [7,6] años; 10 122 [45,2%] hombres y 12 276 [54,8%] mujeres; 21 509 [96,0%] individuos blancos).


Durante un seguimiento medio (DE) de 6,7 (1,2) años (149 650 años-persona), ocurrieron 2356 eventos de cáncer incidentes totales, 1084 debido a cáncer relacionado con actividad física. Casi todo (92.3%) de VILPA se acumuló en episodios de hasta 1 minuto. La duración diaria de VILPA se asoció con resultados de manera casi lineal, con curvas de dosis-respuesta más pronunciadas para el cáncer relacionado con la actividad física que la incidencia total de cáncer. En comparación con ningún VILPA, la mediana diaria de duración de VILPA de los episodios de hasta 1 minuto (4,5 minutos por día) se asoció con un CRI de 0,80 (IC 95%, 0,69-0,92) para el cáncer total y 0,69 (IC 95%, 0,55-0,86) para el cáncer relacionado con actividad física. La dosis mínima fue de 3,4 minutos por día para la incidencia total (HR, 0,83; IC 95%, 0,73-0,93) y 3,7 minutos para la incidencia de cáncer relacionada con la actividad física (HR, 0,72; IC 95%, 0,59-0,88). Los hallazgos fueron similares para el combate VILPA de hasta 2 minutos.


El estudio encontró que un mínimo de alrededor de 3.5 minutos de VILPA diario se relacionó con una reducción del 18% en las tasas de cáncer, en comparación con ningún VILPA. El estudio señala que 4.5 minutos de VILPA diarios se vincularon con una reducción del 32% en los cánceres relacionados con la actividad física, incluidos los cánceres de pulmón, riñón, vejiga y estómago.


La mayoría de las personas de mediana edad no hacen ejercicio regularmente, lo que los pone en mayor riesgo de cáncer, pero es solo a través del advenimiento de la tecnología portátil como los rastreadores de actividad, que podemos observar el impacto de las ráfagas cortas de actividad física incidental realizada como parte de la vida diaria.


VILPA, un concepto acuñado por investigadores de la universidad, se midió mediante acelerómetros de muñeca que las personas en el estudio usaron durante 7 días al inicio del estudio

.

Estamos empezando a vislumbrar el potencial de la tecnología portátil para rastrear la actividad física y comprender cómo los aspectos inexplorados de nuestras vidas afectan nuestra salud a largo plazo: el impacto potencial en la prevención del cáncer y una serie de otros resultados de salud es enorme, señalaron los investigadores.


Referencia

  1. Stamatakis E, Ahmadi MN, Friedenreich CM, et al. Vigorous Intermittent Lifestyle Physical Activity and Cancer Incidence Among Nonexercise Adults: The UK Biobank Accelerometry Study. JAMA Oncol. Publicado en línea el 27 de julio de 2023. doi:10.1001/jamaoncol.2023.1830

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page