2000 MEDICOS ECUATORIANOS AL AÑO NO TIENEN OPORTUNIDAD DE ESPECIALIZARSE


Actualmente existen en Ecuador varios programas de postgrado en materia de Salud que pueden ser cancelados con autofinanciamiento o a través de una beca. Las becas van dirigidas a personas con nacionalidad ecuatoriana que se encuentran en territorio nacional. Estas ofertas de Postgrado han sido posibles gracias a los diferentes Convenios establecidos con Instituciones Educativas a nivel nacional e internacional; en el caso de las nacionales uno de los principales actores ha sido el Ministerio de Salud Pública.

Con relación a esta temática surgen algunas interrogantes como: ¿Son o no suficientes los postgrados en salud?; ¿Se llega a cumplir las necesidades a nivel país? ¿Qué tan complicado es acceder a una beca de postgrado? Si bien es cierto, el Estado está invirtiendo y está realizando lo necesario para mejorar y ampliar la oferta de postgrados con sus respectivas becas, aún al parecer no es suficiente y existen algunos inconvenientes que afectan a los estudiantes que quieren acceder a estos estudios, porque por un lado hay muy pocas oportunidades o plazas, y por otro lado, para aquellos que ya han accedido, ellos tienen que enfrentarse a ciertas limitaciones. Por ejemplo, los estudiantes de postgrado, no pueden trabajar por el tiempo que dura sus estudios que generalmente oscila entre 3 y 5 años; así lo manifiesta el postgradista Francisco José Sánchez Guerrero, quien se está especializando en Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética en la Universidad Católica de Quito y realiza sus prácticas en el Hospital Militar. Él comenta que por año se están graduando alrededor de 2500 médicos, y en el país se llegan a ofertar únicamente 500 plazas a lo mucho de postgrado, sobre todo en medicina familiar y comunitaria. Con estas cifras se concluye que existen 2000 médicos egresados que no tendrían la oportunidad de obtener una plaza de postgrado sea con beca o autofinanciamiento.

Por otro lado, manifiesta, que si bien se ofrecen los hospitales del Estado para realizar las prácticas de especialización, existe una concentración en las ciudades grandes, “creo que si se necesita que se amplíen las plazas para los posgrados con relación a la cantidad de médicos que se están graduando cada año en las facultades de medicina en el país; hay especialidades que hacen falta y hay subespecialidades que no están desarrolladas”. Entonces, con relación a la plazas de postgrado, aún se deben ampliar las opciones y no quedarse únicamente con las tradicionales como Ginecología, Pediatría, y Medicina Interna. Existen otras como Genética o Infectología que el país recién las está conociendo y hacen falta, hay enfermedades infecciosas a las que no se está acostumbrado. Su recomendación es que se realice un análisis para ampliar las especialidades. “Hay que abrir más el abanico”

Si los postgrados son pocos, las becas menos aún. Pero, ¿Qué implica una beca? De acuerdo a la definición de la SENESCYT: “Una beca es la subvención total o parcial otorgada por las instituciones de educación superior, el Instituto de Fomento al Talento Humano (IFTH), la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, países cooperantes o entidades creadas para dicho fin, a personas naturales para que realicen estudios de educación superior, actividades académicas en instituciones de educación superior, capacitación, formación, perfeccionamiento, entrenamiento o cualificación profesional, investigación y transferencia de conocimientos” Es decir que existen diversas instituciones de educación que financian los estudios a las personas que tienen el deseo de ampliar sus conocimientos ya sea en Tercer o Cuarto Nivel. Pero no todos pueden acceder a esta modalidad.

Existen becas internas o nacionales, es decir que se otorgan a los profesionales de la Salud para que las sigan dentro del país; así como también existen becas para que las personas puedan estudiar en el exterior. Un ejemplo de becas internas, según el diario el comercio en un artículo publicado en noviembre de 2018, en el cual se menciona que el IESS financiará los estudios de postgrado a más de 300 profesionales de la salud. Dichas becas cubrían la totalidad de la colegiatura y manutención y se tenía previsto que se realicen dentro del país en las universidades Católica del Ecuador, Central de Quito, Espíritu Santo de Azuay, San Francisco de Quito, entre otras. Es importante que existan becas de carácter nacional porque permiten que los profesionales de la Salud se puedan especializar por ejemplo en gastroenterología, neonatología, otorrinolaringología, urología, oftalmología, anatomía patológica, cirugía vascular, neumología, nefrología, coloproctología, imagenología, neurocirugía.


Dr. Francisco José Sánchez Guerrero médico postgradista


Cómo es el mecanismo de otorgamiento de Becas?

Para poder ejecutar el otorgamiento de Becas en el país en el caso de la Educación de Cuarto Nivel enfocada al ámbito de la Salud, se trabajó en el Acuerdo Ministerial No. 00000239 de 20 de abril de 2010, publicado en el Registro oficial No. 190 el 11 de mayo del mismo año que permitió que se expida el "Reglamento para Devengaciones de Becas” y se cree adicionalmente en el Ministerio de Salud Pública el “Comité Nacional de Becas de Postgrados", como una instancia del Ministerio de Salud Pública. Es así que actualmente la Institución encargada de entregar las becas es el Ministerio de Salud Pública, que trabaja de manera conjunta con la SENESCYT, el Instituto de Fomento al Talento Humano, pero también otras instancias como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Existen criterios de priorización para el otorgamiento de becas: inclusión, pertinencia, excelencia individual, excelencia institucional. Esto se ha establecido con el objetivo de garantizar los derechos ciudadanos y cubrir las necesidades de desarrollo en áreas consideradas estratégicas del país. El Gobierno Nacional, ha invertido miles de millones de dólares en becas nacionales e internacionales en las diferentes especialidades. Si una persona está interesada en aplicar a este beneficio, los requisitos son específicos de acuerdo al proceso. Lo que si se ha evidenciado es la gran cantidad de oferentes, que inclusive se han inscrito en varias ocasiones pero no han sido beneficiados.

En el caso de las becas internacionales, una vez que los estudiantes culminan sus estudios de Posgrado en el exterior, deben regresar al país para devengar el beneficio que recibieron en las zonas menos atendidas del país. Esto se ha pensado con la finalidad de llevar atención médica a los lugares donde la atención es mínima o no existe.

“ Al momento de tratar un paciente genera responsabilidad civil y penal. Así mismo debería generar derechos. No es justo que se les considere como mano de obra barata o gratuita de todo el sistema de Salud ”


Sistema de Devengación de Becas

Pero, ¿Qué significa el término devengar? De acuerdo al reglamento para el otorgamiento de Becas; la devengación consiste en la retribución que realiza el becario o beneficiario al Estado por la inversión que ha realizado en sus estudios, para esto estará en la capacidad de prestar sus servicios profesionales y por este trabajo el becario recibirá incluso un salario por parte del Ministerio de Salud Pública, con la remuneración mensual unificada que corresponda a técnicos, tecnólogos y médicos especialistas u otra profesión de tercer o cuarto nivel, en el lugar que determine el Ministerio de Salud Pública, acorde a la necesidad institucional.

En este sentido, los aspirantes que desean aplicar a una beca, deben tener claro que el Ministerio de Salud Pública (MSP) les entregará la beca de especialización, una vez que defina el lugar dónde devengará este beneficio y sobre todo que deberán prestar sus servicios por el doble de años que estudiaron; es decir que si el posgrado que siguió duró dos años, esa persona tendrá que trabajar cuatro años en la zona del país que le hayan asignado. El tiempo que deberá destinar para trabajar será de 8 horas diarias, de lunes a viernes.

Pero qué sucede si por alguna circunstancia el estudiante que recibió el beneficio no puede devengar su beca? El Ministerio de Salud ha previsto que todo aquel que no cumpla con el compromiso de trabajar en el país, debe pagar una multa económica. El reglamento dice claramente que en caso de que el beneficiario de Beca desista, abandone, sea suspendido de manera definitiva o renuncie a su beca o devengación, éste deberá cancelar el doble del costo total de la beca, y los valores recibidos como manutención, movilización, en los casos que aplique, más los intereses generados desde la fecha de entrega efectiva de los fondos, calculados conforme a la tasa activa establecida por el Banco Central del Ecuador. Además, no podrá ejercer ningún cargo público, por el mismo período de tiempo que le corresponda devengar la beca. Es muy importante que los becarios de postgrado cumplan con el Código de Ética Médica y por supuesto que no soliciten la suspensión temporal de la beca.

Quiénes pueden acceder a la Beca de postgrado?

En el reglamento se establece que podrán acceder a estos estudios técnicos, de pregrado, postgrado y su posterior devengación, todas aquellas personas que estén interesadas en participar en el programa. Por otro lado se indica que los ganadores de la beca no deberán tener contrato de relación laboral vigente con el Ministerio de Salud Pública, caso contrario deberán renunciar a su cargo. Existen excepciones, en este caso, los servidores que tengan nombramiento gozarán de licencia sin remuneración, por el tiempo de duración de los estudios y su devengación. Estos aspectos generan polémica en los estudiantes.

Con relación a las becas el Doctor Sánchez, quien es miembro de “La Sociedad de Médicos Postgradistas” dice: “Si te ofrecen un pago por el estudio, el devengar está bien porque tener trabajo fijo cuando se sale del postgrado está bien; lo que no es justo es que se lo realice de una manera no técnica, es decir que se lleven médicos de una determinada especialidad a un lugar donde no se tenga todo el material para poder desarrollarla. Por ejemplo, médicos que están en cuidados de atención primaria o pediatría y no están ejerciendo porque han sido formados para cirugía general. Por otro lado está el rompimiento de los núcleos familiares, un médico que reside en Ambato y lo envían a Machala”. Además, si no existen los insumos necesarios, los pacientes se van a quejar porque no se cuenta con el instrumental necesario, esto los pone en riesgo de ser acusados de negligentes. En este sentido las instituciones encargadas deben asegurar que los hospitales cuenten con los equipos necesarios para garantizar la seguridad del médico y del paciente.

Sánchez considera que hay falta de becas, y las condiciones de las pocas que se ofrecen son realmente preocupantes; afirma que muchos médicos venden lo poco que tienen para poder ir a la plaza que se han ganado, y los que acceden a la beca, tienen que someterse a condiciones que infringen incluso los derechos humanos, como condenar un médico a un estipendio muy bajo y adicionalmente, devengar el 2x1 no es justo, algunos son padres de familia y son obligados a romper el vínculo familiar; esto está en contra de la Constitución.

Por otro lado, el tema de las becas puede resultar polémico si se analizan los recursos invertidos en ellas tanto a nivel nacional como internacional. En un artículo de la revista investigativa Plan B se analizan las estadísticas llegando a las siguientes cifras: “En 11 años hubo 28 mil becarios. De estos, 17000 fueron becarios nacionales y el resto los becarios internacionales. Esto en términos de beneficiarios, pero en términos de montos, en estos 11 años se han gastado 1044 millones de dólares. Cuando este monto se traslada a becas nacionales e internacionales, el 79% se ha invertido en becas internacionales. El monto total de las becas internacionales es más de 800 millones de dólares”. Estamos hablando de un valor sumamente elevado, sobre todo si se refiere a las becas internacionales y de ellas las más costosas son las de Pregrado porque tienen más años de duración. Si bien es cierto, las cifras son elevadas, en el caso de los profesionales de la Salud, las becas son de gran ayuda pues existen Maestrías que no existen en el país. De una u otra manera, la inversión que se está realizando en los becarios postgradistas es parte del compromiso que adquirió el Ecuador al ser parte de los Desafíos del Llamado a la Acción de Toronto, en donde se promovía el esfuerzo conjunto para una Década de Recursos Humanos en Salud para las Américas. Toda acción que esté dirigida al mejoramiento continuo del personal de la Salud puede ser de gran beneficio no solo para la comunidad médica sino para la ciudadanía en general, tomando en cuenta que uno de los principales inconvenientes ha sido la falta de especialistas.

Propuesta de la Sociedad de Médicos Postgradistas

La propuesta de la Sociedad de Médicos Postgradistas es concreta, primero que se les reconozca a todos los médicos que tienen una beca y a los que son autofinanciados, como “trabajadores”, porque los postgrados médicos difieren a las especializaciones de otras carreras porque en ellos al momento de estar cursando los estudios de especialización, ya están ejerciendo la profesión. Argumenta al respecto: “Al momento de tratar un paciente genera responsabilidad civil y penal. Así mismo debería generar derechos. No es justo que se les considere como mano de obra barata o gratuita de todo el sistema de Salud”. Es importante, recalca, que se tenga acceso a los beneficios de la seguridad social, que incluye entre otras cosas: los permisos por calamidad doméstica, maternidad, etc. Considera que el hecho de querer mejorar con una especialización los ha convertido en personas sin derechos, y eso no es justo.

Lo otro que proponen es que las normas que maneja el Consejo de Educación Superior, los reglamentos para estudios de especialidades médicas, se cumplan; es decir, que se respeten los horarios de trabajo asistenciales, no quieren que se les disminuya, sino que se respeten los horarios de descanso y de formación académica porque cada postgrado depende de la Universidad, de los profesores, deben realizar trabajos, entregar deberes que son parte fundamental de la formación académica, pero sucede que en algunos hospitales les solicitan que se queden horas adicionales. Ante esto, considera que sería importante una compensación por el trabajo que realizan en los hospitales.

La Sociedad de Médicos Postgradistas ha trabajado en un proyecto que conlleve a la creación de una Ley de Postgrados que esté por encima de cualquier normativa porque es importante que se normen los concursos de posgrados. Una ley merece sus debates. Uno de los puntos más importantes es que se les reconozca como médicos en formación de posgrado, que sigan siendo los trabajadores luego de haber estudiado más de siete años en el pregrado. Para la propuesta de ley, se basaron en la ley colombiana, adaptada a la realidad nacional. Lo más inmediato sería que se revea la normativa existente o que se generen articulados para protegerlos ya que por ser médicos no dejan de ser seres humanos. Ante esto Sánchez menciona: “Hablar con los asambleístas es complicado y más aún en un país con pugna de poderes. Se ha quedado estancado. Se ha tratado de hablar con la presidencia de la República, no se ha dado esa apertura, se ha delegado al Ministerio de Salud Pública, pero no se ha tenido resultados”

Finalmente, el Doctor Sánchez propone que la solución es crear un ambiente adecuado en la formación de postgrados. Conseguir una ley para saber cómo se debe concursar. La recomendación es unificar las convocatorias de todas las Universidades con las reglas claras, para que un médico no tenga la necesidad de ir a Guayaquil estando en Quito. En muchos países como Chile hacen exámenes nacionales una sola vez al año. Es importante entonces, tomar buenos ejemplos de formación médica y aplicarlo en el país. La medicina es una sola en todo el mundo, que se sepa que el trabajo debe ser reconocido económicamente incluso, tener un seguro social para asegurar una jubilación decente, acceso a préstamos, etc, Lo más importante, recalca es el código que indica que se debe compartir lo aprendido, la transmisión del conocimiento marca la vida del médico, no solo curando, sino aportando con lo que sabe a las generaciones de médicos que vengan.

54 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana