2000 MEDICOS ECUATORIANOS AL AÑO NO TIENEN OPORTUNIDAD DE ESPECIALIZARSE


Actualmente existen en Ecuador varios programas de postgrado en materia de Salud que pueden ser cancelados con autofinanciamiento o a través de una beca. Las becas van dirigidas a personas con nacionalidad ecuatoriana que se encuentran en territorio nacional. Estas ofertas de Postgrado han sido posibles gracias a los diferentes Convenios establecidos con Instituciones Educativas a nivel nacional e internacional; en el caso de las nacionales uno de los principales actores ha sido el Ministerio de Salud Pública.

Con relación a esta temática surgen algunas interrogantes como: ¿Son o no suficientes los postgrados en salud?; ¿Se llega a cumplir las necesidades a nivel país? ¿Qué tan complicado es acceder a una beca de postgrado? Si bien es cierto, el Estado está invirtiendo y está realizando lo necesario para mejorar y ampliar la oferta de postgrados con sus respectivas becas, aún al parecer no es suficiente y existen algunos inconvenientes que afectan a los estudiantes que quieren acceder a estos estudios, porque por un lado hay muy pocas oportunidades o plazas, y por otro lado, para aquellos que ya han accedido, ellos tienen que enfrentarse a ciertas limitaciones. Por ejemplo, los estudiantes de postgrado, no pueden trabajar por el tiempo que dura sus estudios que generalmente oscila entre 3 y 5 años; así lo manifiesta el postgradista Francisco José Sánchez Guerrero, quien se está especializando en Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética en la Universidad Católica de Quito y realiza sus prácticas en el Hospital Militar. Él comenta que por año se están graduando alrededor de 2500 médicos, y en el país se llegan a ofertar únicamente 500 plazas a lo mucho de postgrado, sobre todo en medicina familiar y comunitaria. Con estas cifras se concluye que existen 2000 médicos egresados que no tendrían la oportunidad de obtener una plaza de postgrado sea con beca o autofinanciamiento.

Por otro lado, manifiesta, que si bien se ofrecen los hospitales del Estado para realizar las prácticas de especialización, existe una concentración en las ciudades grandes, “creo que si se necesita que se amplíen las plazas para los posgrados con relación a la cantidad de médicos que se están graduando cada año en las facultades de medicina en el país; hay especialidades que hacen falta y hay subespecialidades que no están desarrolladas”. Entonces, con relación a la plazas de postgrado, aún se deben ampliar las opciones y no quedarse únicamente con las tradicionales como Ginecología, Pediatría, y Medicina Interna. Existen otras como Genética o Infectología que el país recién las está conociendo y hacen falta, hay enfermedades infecciosas a las que no se está acostumbrado. Su recomendación es que se realice un análisis para ampliar las especialidades. “Hay que abrir más el abanico”

Si los postgrados son pocos, las becas menos aún. Pero, ¿Qué implica una beca? De acuerdo a la definición de la SENESCYT: “Una beca es la subvención total o parcial otorgada por las instituciones de educación superior, el Instituto de Fomento al Talento Humano (IFTH), la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, países cooperantes o entidades creadas para dicho fin, a personas naturales para que realicen estudios de educación superior, actividades académicas en instituciones de educación superior, capacitación, formación, perfeccionamiento, entrenamiento o cualificación profesional, investigación y transferencia de conocimientos” Es decir que existen diversas instituciones de educación que financian los estudios a las personas que tienen el deseo de ampliar sus conocimientos ya sea en Tercer o Cuarto Nivel. Pero no todos pueden acceder a esta modalidad.