1 de diciembre DÍA MUNDIAL DEL SIDA

Actualizado: 1 ene


Cada año, el 1 de diciembre, el mundo conmemora el Día Mundial del Sida. Ese día gente de todo el mundo se une para apoyar a las personas que viven con el VIH y recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida.


Esta conmemoración fue establecida en 1988, desde ese entonces las agencias de las Naciones Unidas, los Gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el VIH.


El lema de este año incorpora toda una lista de desafíos sobre los que el Día Mundial del Sida ha alertado en todo el mundo: “Poner fin a las desigualdades, poner fin al sida y poner fin a las pandemias”

En todo el mundo se llevan a cabo actividades de concienciación, mucha gente decide llevar un lazo rojo, símbolo universal que muestra el apoyo y la solidaridad para con las personas que viven con el VIH, mucha gente que vive con el VIH escoge ese día para alzar la voz y hacerse oír sobre temas importantes en sus vidas.


Muchos grupos de personas que viven con el VIH y otras muchas organizaciones de la sociedad civil implicadas en la respuesta al sida se movilizan en apoyo de las comunidades a las que representan para recaudar fondos.


Las actividades que se realizan ponen de manifiesto el estado actual de la epidemia.


El Día Mundial del Sida sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó, y continúa recordando a la sociedad y a los Gobiernos que el VIH no ha desaparecido. A día de hoy es fundamental aumentar la financiación para la respuesta al sida. También es esencial que la sociedad en su conjunto tome conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar

la calidad de vida de las personas que viven con el VIH.


El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, ha declarado que la salud es un derecho humano. La salud debe ser una de las principales prioridades de inversión para lograr la cobertura sanitaria universal. En este Día Mundial del Sida, reconozcamos que, para superar la COVID-19 y poner fin al Sida, el mundo debe ser solidario y compartir la responsabilidad.


En el año 2020, todos los ojos se han puesto sobre la pandemia de la COVID-19 y sobre cómo esta ha afectado a la salud. Hemos corroborado de qué manera las pandemias hacen tambalear tanto nuestra existencia como nuestros medios de vida. La COVID-19 ha puesto sobre la mesa una vez más que la salud se interrelaciona directamente con otros problemas fundamentales, tales como la reducción de la desigualdad, los derechos humanos, la igualdad de género, la protección social y el crecimiento económico. Con todo esto en mente, el lema del Día Mundial del Sida este año es 'Solidaridad mundial, responsabilidad compartida".añadió Guterres.


La COVID-19 nos ha demostrado que, en tiempos de pandemia, nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Dejar a alguien atrás no es una opción cuando lo que queremos es alcanzar el éxito. Para acabar con las pandemias del VIH y de la COVID-19, coincidentes en el tiempo, es clave eliminar el estigma y la discriminación, poner a las personas en el centro de la pandemia, basar nuestras respuestas en los derechos humanos y adoptar enfoques con perspectiva de género, concluyó.


La ONUSIDA en su último informe: Prevailing against pandemics by putting people at the centre (Vencer las pandemias con las personas en el centro de la respuesta), pide a los países que inviertan mucho más en la respuesta mundial a las pandemias. y que adopten un nuevo conjunto de objetivos para el VIH exigentes y ambiciosos, pero que se puedan alcanzar. Si se logra hacer realidad dichos objetivos, el mundo volverá de nuevo a la senda de lo programado para poner fin al sida como amenaza para la salud pública para 2030.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo